Para tener en cuenta

La información es proporcionada solo con fines informativos y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento. Además no debe sustituirse para diagnóstico y tratamiento profesional. No soy oftalmologa, solo presento noticias e informes que no suplantan la información del medico profesional.

lunes, 5 de diciembre de 2016

OJO SECO

El síndrome de ojo seco.

viernes, 2 de diciembre de 2016

HABLANDO DE ESTRABISMO

Estrabismo: causas, consecuencias y tratamientos.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

PARPADOS Y MALPOSICIONES FRECUENTES...

Las malposiciones de los párpados más frecuentes.

domingo, 27 de noviembre de 2016

MIOPIA MAGNA O DEGENERATIVA

UN VIDEO SOBRE MIOPIA MAGNA

jueves, 24 de noviembre de 2016

TROMBOSIS OCULAR

Trombosis ocular ¡todo lo que debes saber!

lunes, 21 de noviembre de 2016

MEMBRANA EPIRRETINIANA

¿Qué es y cómo se trata la membrana epirretiniana macular?

sábado, 19 de noviembre de 2016

CUADROS PARA TOCAR METODO ARREGUI

RECORDANDO EL TRABAJO DE UN GRAN ARTISTA PLASTICO.

GUALBERTO ARREGUI PRADA
Pintor uruguayo nacido en 1939, amante de la naturaleza, de las pinceladas gruesas y de los espatulados espesos. Demuestra desde temprana edad su gran interés por el arte. Sensual en la resolución cromática, intuitivo y racional a la vez, eterno enamorado de la naturaleza, marinas, paisajes, flores.

La característica principal de su pintura es el manejo de la luz y el vibrante color apoyado en un muy rico tratamiento textural del óleo.- 


Lleva su sensibilidad artística a organizaciones como el Instituto Braille del Uruguay y el Instituto de Ciegos General Artigas, por lo cual recibió varias distinciones, al crear un método didáctico mediante el cual personas ciegas y/o con remanente visual, pueden percibir en los cuadros, el mundo exterior a través del tacto.-

LES DEJO ESTE MATERIAL QUE ME ENVIO GUALBERTO Y VALE LA PENA COMPARTIRLO!


Los motivos de una idea

De niño me llamaba la atención ver personas no videntes sentadas en las veredas, muchas veces tocando algún instrumento musical, otras haciendo música tan solo con el agitar de una lata con algunas monedas depositadas por las personas que pasaban.
Este era su único medio de vida, y su larga estadía en las calles el único contacto con el mundo que escuchaban pasar a su alrededor.
Tiempo después fui viendo cómo, mediante el sistema de escritura braille, muchos de ellos tuvieron la oportunidad de estudiar en las instituciones especializadas que fueron surgiendo en nuestro país.
Esto fue abriendo caminos y creando oportunidades educativas y laborales que fueron permitiendo a los no videntes acceder a empleos u oficioso graduarse en carreras universitarias y lograr un grado de inserción cada vez más significativo, algo que en el pasado era difícil de imaginar.
Ya siendo estudiante y preparándome para ingresar en la Facultad de Arquitectura, me interesé en la extensa y maravillosa obra del artista, científico e inventor renacentista Leonardo da Vinci.
En su Tratado de la pintura afirmaba que esta «estaba por sobre todas las artes», que era la máxima expresión artística. Medité mucho sobre tal afirmación.
La historia cuenta que en esa época se despreciaba al ciego, se lo marginaba totalmente, no solo de las manifestaciones artísticas, sino de todos los aspectos de la sociedad. Ahondar más en
aquella afirmación de Leonardo me llevó a pensar que aquella sociedad, por sus características culturales, podría haber pensado y actuado de esa forma, pero que un hombre como Leonardo, considerado «genio universal», jamás podría haberlos
marginado de esa manera. Para haber realizado esta afirmación, considero que debió haber desarrollado algún método
desconocido que lograra incluir, al menos en las artes, a las personas no videntes, que por otra parte conformaban un sector porcentualmente alto de las sociedades, debido a que numerosas
enfermedades que hoy son perfectamente diagnosticadas
y tratadas provocaban ceguera tanto en el nacimiento como en etapas adultas.
El Tratado de la pintura es una magnífica recopilación de los escritos de Leonardo, pero no se tiene certeza de que allí estén todos ellos.
Considerando lo prolífico de su obra y la documentación que hacía de ella, es muy posible que alguno se haya extraviado o no haya sido debidamente documentado.
En numerosos viajes tuve la oportunidad de visitar varios museos en diferentes países cuyas colecciones pictóricas transitan los más diversos estilos, lenguajes y concepciones artísticas. Pero
nunca vi en ellos obras destinadas a los ciegos. La comprobación de la falta de una expresión pictórica que incluyera a los no videntes, a aquellas personas con algún remanente visual e incluso a quienes podemos utilizar sin dificultades el sentidode la vista, me llevó a desarrollar un método que contemplara todos estos aspectos.


La concepciónde un método
Al igual que lo que sucede con una pintura tradicional, en esta experiencia se busca representar el mundo exterior. La única diferencia es que, dada la imposibilidad de los no videntes de detectar el color, la pintura toma formas, relieves y texturas
para transmitir a quien la percibe las mismas sensaciones que tendría si pudiese verla.
No se trata de una maqueta, una escultura o meramente un plano en relieve; tampoco se aplican técnicas conocidas en otras manifestaciones artísticas más tradicionales como el collage, el
grabado, la fotografía o el video.
La ausencia total de visión o la presencia de un pequeño remanente visual potencian el desarrollo de los restantes sentidos, en particular del sentido del tacto. Esto es determinante en el desarrollo de este método que presenta a la obra pictórica como una representación artística completamente diferente
de lo conocido. Para lograr estos objetivos, la obra no debe superar en tamaño dimensiones que puedan ser abarcadas
por los brazos extendidos de quien la percibe. Esto permite la captación total o parcial tanto de la forma como de la perspectiva.
El método permite que las obras sean apreciadas sin necesidad de estudios especiales de ningún tipo. Estos cuadros, por sus características, les permiten conocer un mundo invisible para ellos que pueden percibir mediante el tacto.
En este sentido se realizó una experiencia piloto. Se les solicitó a las personas que participaran de forma individual, y luego de pasar por la instancia de captación se las invitó a que manifestaran sus sensaciones. Las respuestas arrojaron un alto porcentaje de captación total de la obra sin que se les hubieran suministrado detalles específicos, más allá de una orientación básica para participar en la experiencia.
Los trabajos experimentales comenzaron en el año 1997,3 aplicando en la obras fuertes relieves y colores estudiados para personas con mínima visión. Ayudadas por el tacto y el remanente visual, estas personas lograron percibir esos primeros
cuadros en diferentes grados, algunas vieron parcialmente los colores, otras los percibieron en forma de manchas superpuestas o difusas. En un solo caso, una obra de muchísimo relieve, fue detectada en forma total por una persona que quedó ciega en una etapa ya adulta.
Al evaluar los resultados de esa primera experiencia se concluyó que se había llegado al objetivo propuesto, por lo que la consideró en un auspicioso inicio que permitía avanzar en el desarrollo del método.
Las personas con pérdida total de la visión no perciben la luz, por lo tanto tampoco el color de las obras. Como se aprecia en las fotografías, el color está presente con el objetivo de que todos los grados de visión estén contemplados. De esta forma el cuadro puede ser percibido mediante el uso exclusivo o simultáneo de los sentidos del tacto y la vista incluso por aquellas personas que no presenten ningún tipo de reducción visual, lo que transforma la obra en un elemento totalmente inclusivo.


 Las técnicas y los materiales
A los efectos de que el ciego pueda tener un contacto directo con lo que no puede ver, se utilizan en las obras elementos naturales con diferentes formas y texturas que convergen en el plano con
la mixtura de técnicas que permiten una mayor percepción de la obra.
Se utilizan materiales como piedras y ramas de diferentes tamaños, cartones acanalados para representar techados, maderas, y todo aquello que coadyuve a la optimización de la captación sensorial del no vidente.
La composición está adherida a un soporte de fibra con plastificantes, lo que permite preservar el resto de los elementos perecederos para que al tocarlos no se destruyan. Esto requiere un mantenimiento regular de las obras en función del uso y del lugar físico donde se encuentren.
Los elementos perecederos pueden ser sustituidos por materiales como cementos o plásticos, con más resistencia al uso y a las condiciones ambientales en espacios exteriores, dado que el método puede ser utilizado como elemento de
orientación fuera y dentro de edificios, por ejemplo en terminales de ómnibus o plazas públicas.

La enseñanza
Existen dos formas de colocar la obra para que sea «vista» con el sentido del tacto. Una es apoyada en forma horizontal sobre una mesa y la otra en la forma vertical tradicional, de manera que la
altura pueda ser regulada en función de la altura del receptor para que sea percibida sin dificultades mediante el tacto o el remanente visual y así lograr una mejor sensación, utilizando más de un sentido.
La medida más adecuadas para que los cuadros sean bien percibidos son 0,50 por 0,60 metros.
La persona ciega puede comenzar guiada por su maestro, quien deberá tener en cuenta su origeno residencia, ya sea la ciudad o el campo, si tiene conocimiento o no de los diferentes paisajes
geográficos, si conoce el mar, la playa o la montaña, ya sea por experiencias directas o por referencias de terceros.
Estos aspectos posibilitan que durante la recorrida de cada obra diferencien una vivienda urbana de un rancho de campo, una vereda de un camino, una puerta de una portera, autos, tractores, barcos y cada uno de los elementos naturales y artificiales que conforman un espacio.
En las primeras experiencias algunos elementos son asimilados por su forma de ser representados y pueden ser fácilmente reconocibles en otras obras ya que al repetirse en diferentes combinaciones pasan a formar parte de un lenguaje propio.

¿Cómo puede hacer un maestro para explicar, por ejemplo, la altura de un árbol de 18 metros en una vereda? 
Simplemente diciendo que equivale a 10 personas subidas una encima de la otra.
La idea de perspectiva y sus diferentes planos puede mostrarse diciendo que cuanto más lejos está un objeto, más pequeño se lo percibe, utilizando el ejemplo del árbol en la vereda: si estuviera
a 100 metros de distancia se lo vería del tamaño de una pequeña planta de un metro de altura.
En el caso del mar se les muestra por el relieve cómo es un mar con olas o en calma; en el cielo se representan estrellas, aves, la luna o el sol, con un relieve que los distingue y más pequeños cuanto más alto se encuentren.
Por eso es esencial la presencia de un maestro que vaya guiando a la persona en todos estos detalles que hacen a la captación sensorial del todo en la obra.

Todas las herramientas de las que se pueda disponer en cuanto a información, guías tutoriales en sistema braille, planificación de las exposiciones tanto en lo edilicio como en lo posicional serán de gran ayuda para el aprovechamiento más adecuado de este método que podría incluir definitivamente a las personas no videntes en el maravilloso mundo de la pintura.


LES RECUERDO QUE UNA DE LAS PRIMERAS ENTRADAS DE ESTE BLOG TUVO COMO PROTAGONISTA LAS PINTURAS DE GUALBERTO ARREGUI PRADA, ACA PUEDEN REVIVIR LA NOTA: 
http://prevenirlaceguera.blogspot.com.ar/2009/11/arte-y-vision-en-uruguay.html

jueves, 17 de noviembre de 2016

HABLANDO DE RETINOSIS PIGMENTARIA

Todo lo que debes saber sobre la retinosis pigmentaria, lo explica la oftalmóloga Beatriz Fernández Vega en este vídeo.


lunes, 14 de noviembre de 2016

LA CEGUERA Y OTRA HISTORIA DE VIDA...

Para Bruno, la ceguera no es un obstáculo para estudiar ingeniería

Bruno Rodríguez arrancó este año en la UTN Santa Fe y viene bien: aprobó una materia y varios parciales de Ingeniería en Sistemas. Confía en ir sobrellevando la carrera “paso a paso”.

La Universidad Tecnológica Nacional (UTN) Santa Fe cuenta entre sus alumnos de primer año al joven Bruno Rodríguez. La ceguera no le impidió haber terminado el secundario en el colegio Lourdes y elegido luego una de las carreras universitarias difíciles: Ingeniería en Sistemas. “No creo que por ser ciego tenga que estudiar más, sino que -en todo caso- es distinto”, dice el chico de 19 años, quien ya muestra con orgullo los resultados de su esfuerzo: aprobó Matemática y varios parciales promocionales de otras materias.


Nota Cable&Diario: Mariano Bravi / Cámara: Fernando Nicola

A los dos años tuvo un diagnóstico de retinoblastoma (cáncer de la retina) y perdió la visión por completo. “Pero estoy adaptado: hice atletismo, natación, ajedrez y ahora fútbol para ciegos. Practicamos bastante con el equipo Los Búhos y estamos mejorando día a día”, comenta Bruno, quien decidió no superar “apenas” las barreras de la vida, sino más bien saltarlas alto y dar la nota en aquello que emprende.

Ese mismo empuje fue quizá el que lo llevó a no tomar atajos en su decisión de futuro. Después de dudar entre si seguir una carrera humanística o una ingeniería, se inclinó por esta última. “Me gustaba siempre la informática, había pensado en algo más tranquilo como Analista en Sistemas. Pero terminé apostando a la ingeniería. Creo que es un paso a paso: tal vez me trabe en segundo año, pero hay que seguir metiéndole al estudio y quizá algún día llegue a la meta”, se entusiasma el joven.

Algunas materias se pueden ir promocionando por parciales, y él ya aprobó Matemática y tres de los cinco parciales de otras asignaturas anuales. “Las que más me cuestan son Análisis Matemático, Álgebra y Geometría Analítica. Son complicadas, capaz que merecen más estudio que el resto”, considera.

Bruno no cuenta con el pizarrón, un elemento esencial en las ingenierías y que siempre está lleno de fórmulas matemáticas y problemas complejos. “Por eso necesito la adaptación de materiales, apuntes, tal vez más consultas con los profes, porque hay cosas que ellos anotan en el pizarrón y que a mí se me pasan de largo”, dice, al tiempo que asegura que los docentes de la UTN se preocupan porque él entienda los contenidos. “Son clases muy habladas y si bien algunos están acostumbrados a mostrar power point, los van explicando en voz alta”, sostiene.

El estudiante destaca también la calidad humana de sus pares que, al principio del cursado, lo iban a buscar para que no se perdiera en el laberinto de la facultad. “Hice un grupo de compañeros excelente, muy buena gente, son una masa para lo estudiantil y lo extra-estudiantil también. Yo diría que ya me adapté a la vida universitaria ”.

¿Cómo hace?

Una netbook y un par de auriculares son los implementos que ayudan a Bruno a seguir las clases. “Tengo dos lectores de pantalla -uno en Word y un editor matemático-, así que yo escribo en el teclado y la compu me los va ‘leyendo’; así voy haciendo los ejercicios”, explica, y comenta que usó el sistema Braille sólo hasta julio.

“Para la parte de programación tengo que usar los IDE como los demás chicos. El problema es que por ahí hay cosas que el software de lectura no lee, así que tengo que adaptarlas de otra forma. Creo que lo más complicado va a ser la arquitectura de computadoras, que es la parte más gráfica de la carrera”.

A su lado, Valeria Bertossi, profesora de Matemática -la primera materia de la ingeniería que Bruno aprobó-, señala a El Litoral que “la promoción por parciales exige mucho esfuerzo porque hay que estudiar día a día; y él logró aprobar de esa forma”.

La profesora sostiene que para brindarle todas las oportunidades al joven, se requiere de dos factores: voluntad del docente y compromiso de parte del estudiante. “Creo que va a poder seguir la carrera porque es inteligente, tenaz, comprometido y es una persona que se hace de amigos fácilmente. Los vínculos interpersonales ayudan mucho al acompañamiento durante la carrera”, destaca.




Abordaje de las clases

Bertossi indica que el proceso de enseñanza-aprendizaje con Bruno se aborda desde varios frentes. “Por un lado, el grupo de compañeros que lo ayuda: si a él no le quedó algo en claro, el que está cerca se lo traduce. Por otro lado, el docente va verbalizando todo lo que explica en el pizarrón y pasándole los apuntes en Word, porque él tiene un programa de lectura de pantalla que se ejecuta cuando tiene abierto un documento. Es como si alguien estuviera al lado suyo, leyéndole”.

La docente también implementó un trabajo con archivos en la Nube. "Hay un editor de fórmulas matemáticas, él escribía ahí, subía los archivos en la Nube y los docentes de la cátedra íbamos anotando las correcciones al lado, que luego la computadora se las leía a Bruno”.

Bertossi indicó que los exámenes que rindió el joven fueron exactamente iguales a los de sus compañeros, y destacó que para la adaptación de las clases “uno apela a la imaginación y se le van ocurriendo cosas para ir comunicándose con él, para que entienda los contenidos”.

¿Qué mensaje le darías a otro joven con alguna dificultad que no se anima a ir a la facultad?, fue la pregunta final de El Litoral a Bruno, que no se quiere perder la próxima clase. “Cada uno tiene que ver qué le gusta hacer, y una vez que decidió eso, meterle, organizarse y tratar de superarlo”, suelta el chico. Y ahí se va con su bastón hacia el siguiente desafío, “paso a paso”, como él mismo dijo que encara la carrera... y su vida.

“Nos hace bien tenerlo acá”

Bruno asegura que la Tecnológica lo sorprendió “para bien” en cuanto a las posibilidades que le brinda. En ese sentido, Diego Alarcón, subsecretario de Vinculación Institucional, consideró que hoy los establecimientos educativos están “rompiendo barreras” con políticas institucionales. “Tenerlo acá es un desafío constante, es algo que nos hace bien, que nos hace sensibilizarnos con la problemática de la discapacidad, de la que por ahí se habla mucho y se hace poco”, dijo.

Añadió que “trabajamos muy a medida de las necesidades que él tiene, para que cuente con las mismas garantías de acceso a la educación pública. Que sepa que la facultad está abierta, que hay un equipo de trabajo y que se sienta contenido, como los demás alumnos. Las ingenierías no son las carreras más buscadas ni las más fáciles así que a cada estudiante le brindamos apoyo”.


En tanto, Román Llorens, del programa de Accesibilidad de la UTN, dijo que tener un alumno ciego es todo un “desafío” para la institución, que ya viene trabajando en pos de una facultad más inclusiva, sobre todo, en cuanto a las discapacidades motrices. “Consideramos a Bruno como un estudiante más que desea acceder a la educación universitaria, y nosotros tenemos que garantizar ese derecho”, indicó.

http://www.ellitoral.com/index.php/id_um/135967-para-bruno-la-ceguera-no-es-un-obstaculo-para-estudiar-ingenieria-un-joven-ejemplo-de-tenacidad-y-superacion

jueves, 10 de noviembre de 2016

TECNOLOGIA QUE AYUDA...

Las gafas que permiten que los ciegos lean, a punto de llegar a Europa.

Una cámara instalada en unas gafas permite leer textos, reconocer objetos e identificar rostros a personas con ceguera total o parcial y otros tipos de deficiencias visuales. La compañía asegura que su aprobación en Europa está próxima.



Apenas consiste en una cámara y en un pequeño ordenador que se puede llevar en un bolsillo, pero OrCam permite que las personas ciegas puedan leer el periódico, elegir en el supermercado su marca de leche favorita o saber si alguien que se acerca es una persona conocida o no.

«Este dispositivo permite que las personas con deficiencias visualesse sientan más libres y con menos barreras», ha explicado Eliav Rodman, director de márketing de OrCam, la compañía israelí que ha desarrollado el dispositivo desde 2010. Y, tal como ha asegurado, su aprobación y venta en Europa está muy próxima.

Leer en español
El sistema cuenta con una cámara colocada en la montura de unas gafas y un ordenador capaz de leer para el usuario a través de un altavoz o unos auriculares. El dispositivo también es capaz de conocer y almacenar en su base de datos la forma de objetos y de las caras de otras personas para identificarlos. De momento, OrCam puede leer en hebreo e inglés y está en desarrollo el equivalente en español.

Por ello, pueden beneficiarse de este aparato personas que sufren ceguera parcial o total u otros tipos de problemas de visión, y también aquellos que sufran otros males relacionados con la capacidad de interpretar imágenes y formas, como ocurre con la prosopagnosia (en el reconocimiento de rostros) o con la dislexia.

El dispositivo puede leer un texto, deletrear una palabra o almacenar información.

Tal como ha dicho Rodman, gracias a este aparato las personas con problemas visuales tienen una oportunidad de recuperar la «normalidad». Por eso, aunque con el dispositivo tienen la capacidad de leer al revés un libro o un periódico, hasta el momento los usuarios han dejado claro que prefieren no resultarle graciosos a otras personas y leer en la posición habitual.

Para hacerlo, basta con aprender una serie de gestos y controles que le indican al dispositivo si se quiere leer un bloque de texto, deletrear una palabra o almacenar información. Por ejemplo, si se pretende leer un párrafo, basta con señalar con el dedo índice delante del texto; pero si se quiere deletrear una palabra, basta con señalar durante un tiempo más largo. En el caso de querer identificar un objeto, habrá que situarlo a ante la cámara en varias posiciones y luego pronunciar su nombre en voz alta.

OrCam se vende hoy en día en cuatro países, Canadá, Estados Unidos, Reino Unido e Israel, y la Unión Europea ya está trabajando en la homologación para la zona. Actualmente, alrededor de 1.000 dispositivos ya están siendo utilizados. Entre ellos, el Ejército de Estados Unidos financia equipos para algunos veteranos de guerra heridos, según informa la compañía.

El precio ronda los 3.500 dólares (cerca de 3.100 euros), pero hay una versión más barata y sencillla (My reader) que no reconoce objetos ni rostros pero que lee textos, con un precio de 2.500 dólares (unos 2.200 euros).

Dado que OrCam está dirigido a personas con deficiencias visuales, y en muchos casos personas mayores no muy familiarizadas con la tecnología, la compañía ofrece un curso de dos horas para aprender los controles. También cuenta con un servicio de atención al cliente para ayudar con las posibles incidencias y para conocer las opiniones y experiencias de los usuarios y aprovecharlas en las actualizaciones del sistema.


En el futuro, OrCam espera mejorar la sensibilidad de la cámara, que ya puede leer textos a distancia, e incluso en penumbra o en superfices inclinadas. También esperan combinarla con una inteligencia artificial, como Coltana o Siri, capaz de trabajar con el sistema de reconocimiento de objetos, con el objetivo de ayudar a una persona ciega a orientarse en una calle, por ejemplo.

Related Posts with Thumbnails

Archivo del blog

GRACIAS

Quiero dar las gracias a todos aquellos que pasan, leen y alguna vez comentan este humilde blog. Ustedes son el motor del blog, que sin visitas, ni comentarios no valdría la pena el tiempo que se invierte aquí (que es bastante). Los animo a que sigan ahi,participando y comentando, que este blog es tanto del que escribe, como del que comenta, como del que lo lee. Gracias.

FORMULARIO DE CONTACTO

PREVENIR LA CEGUERA

NOMBRE *
E MAIL *
ASUNTO
MENSAJE *
Image Verification
captcha
Please enter the text from the image:
[Refresh Image] [What's This?]
Powered byEMF Online Form Builder
Report Abuse

CONTADOR DE VISITAS